© 2020 by Paixao Design

Toribio Pacheco 4850, Asunción - Paraguay

+595971133000

+595974130434

contacto@petraurbana.com

© 2020 by Paixao Design

UNA CARTA DEL DIRECTOR

Dudo que alguien pueda definir exactamente por qué ni cómo, pero Asunción enamora. Habrá quien diga que es su verde, la explosión de color de sus lapachos y jacarandás. Otros afirmarán que es la calidez y hospitalidad de su gente. Y no faltará quien hable de su rica historia, de sus rincones secretos, o incluso de las amplias oportunidades que ofrece a las inversiones o al emprendedor. Es así la capital del Paraguay. Una ciudad en la que conviven rasgos coloniales, arquitectura del 1800, coloridos barrios populares, con zonas de acelerado crecimiento inmobiliario y una oferta hotelera y gastronómica de primer nivel internacional. 

Esta ciudad, que en un tiempo más estará celebrando sus 500 años, tiene ante sí tres grandes desafíos en el futuro próximo. El primero es estimular la repoblación masiva a través del crecimiento en altura. Las estadísticas no mienten: la capital ha ido perdiendo residentes en las últimas décadas en favor de las localidades vecinas. Esta tendencia puede y debe ser revertida mediante inversiones planificadas en edificios de viviendas, orientados a un segmento de ingresos medios cada vez más consolidado. Una política tributaria y de desarrollo que fomente el arraigo también será una enorme contribución en este sentido. 

En segundo lugar, Asunción necesita dar el gran paso: integrar definitivamente al río Paraguay y la bahía, que es su espejo y su alma, a su pujante expansión. Con ese avance no solo surgirá la oportunidad de construir una ciudad más planificada, sino también la posibilidad de utilizar el río como una vía de transporte que ayude a descomprimir la red vial y carretera. Con ello además se habilitarían sitios de recreación al aire libre, saneando nuestras costas y fomentando el cuidado del medio ambiente. 

El tercer desafío es la revalorización del centro histórico. Escenario de los más importantes acontecimientos sociales y políticos del Paraguay, el casco histórico de Asunción debe transformarse en el núcleo cultural y turístico de la capital. La recuperación de las casas y edificaciones antiguas; el mejoramiento de los espacios públicos y la implantación de un calendario de actividades culturales y recreativas permanentes deben figurar entre las prioridades de las autoridades del municipio. 

Este libro, que tengo la satisfacción de presentar, invita a soñar con esa Asunción del futuro, pero echando sólidas anclas en su rica historia e identidad cultural. Incluye un resumen de su pasado, que ya prometía un destino de grandeza. También un recuento de ese tesoro cada día más valioso: la vegetación, los árboles, las flores, la naturaleza desbordante. Como es lógico, existe un capítulo enfocado en la actualidad de la ciudad, la sostenida expansión económica, el desarrollo inmobiliario y las ventajas que ofrece para los emprendimientos edilicios, corporativos e industriales.

 

Asimismo, el libro registra la variada oferta cultural, empezando con el texto que a principios de los años 90 nuestro querido escritor Augusto Roa Bastos en persona dictara a mi padre para el libro "Paraguay País de Maravillas". 

Mención aparte y una enorme gratitud merecen los colaboradores de esta iniciativa editorial, todos ellos destacadas figuras en diferentes campos que han cedido gentilmente su tiempo y conocimientos para conversar sobre su historia, sus vivencias y proyectos personales, pero también para hablarnos de esta entrañable ciudad, de cómo la viven y disfrutan y de cómo la imaginan y anhelan. 

Este libro nace como un sincero homenaje a nuestra capital, con la esperanza de que quienes no la conozcan aún la encuentren encantadora, próspera e inolvidable, como los que tenemos la dicha de vivir en ella. Con un mensaje claro y preciso: que quienes queremos una mejor ciudad debemos cuidarla en cada detalle.

 

Por mi parte, solo me queda confesar mi íntima motivación para involucrarme de lleno en este emprendimiento editorial que hoy usted tiene en sus manos: soy un enamorado incurable de esta Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción. 

CARLOS GUASTI 

Asunceno, desarrollador inmobiliario y fundador de Petra Urbana.